Saltar al contenido
A

Taladro percutor y martillo perforador

A la hora de comprar herramientas eléctricas es común encontrarnos con la duda ¿Un taladro percutor o un martillo perforador? Si bien parecen herramientas similares, sus aplicaciones y el acabado que logras con cada una de ellas son diferentes.

Un taladro percutor permite perforar materiales duros con un movimiento giratorio y de percusión mientras que un martillo perforador tiene un mayor poder de percusión y una menor velocidad de rotación. Por esta razón, antes de decidirte por una u otra, lo mejor es conocerlas bien.

Taladro percutor

Taladro percutor

Un taladro percutor es la herramienta perfecta para tareas domésticas de bricolaje y trabajos profesionales. Es ideal para realizar perforaciones en paredes resistentes y piezas sólidas y robustas.

A diferencia de otros taladros, no solo perfora, sino que tiene un potencial percutor. Esto quiere decir que la broca no solo rota sobre si misma sino que realiza un movimiento hacia delante y hacia atrás para romper el material y seguir avanzando.

Los taladros percutores aplican este movimiento mediante sistemas neumáticos, eléctricos o electroneumáticos.

¿Para qué sirve?

Se utiliza para hacer perforaciones en piezas de gran dureza como paredes de hormigón. Sin embargo, si se trata de materiales suaves y solo necesitas que la broca rote sobre sí misma, el taladro percutor puede realizar esta función, actuando como un taladro normal. Solo debes elegir la función de percusión si el material es muy duro.

También puedes incorporar accesorios para tareas de fresado, atornillado y lijado de superficies. Aunque su principal función es la de perforar concreto, piedra, mampostería, plástico, madera y metal.

Este equipo genera pocas vibraciones, por lo que el usuario no apreciará la potencia que puede tener el efecto percutor.

Ventajas de un taladro percutor

  • Son herramientas ideales para perforar aquellas superficies demasiado resistentes para un taladro común. Son perfectos para perforar el hormigón.
  • Es esencial en la construcción y en obras de gran envergadura.
  • No es necesario comprar un taladro normal y uno percutor. Al adquirir un taladro percutor disfrutas de ambas funciones en un solo equipo.

Martillos perforadores

Martillo perforador

Es la herramienta más fuerte de todas las herramientas eléctricas. Se utiliza para perforar con fuerza superficies densas y difíciles. Produce niveles elevados de fuerza para romper o cincelar una superficie.

Este equipo es utilizado con frecuencia sobre hormigón, piedra, azulejos y ladrillos.

Su poder es tan elevado que se emplea para romper piedra o mampostería. Su fuerza se mide en impactos por minuto (IPM).

Existen tres tipos, neumáticos, hidráulicos y eléctricos. Los martillos neumáticos utilizan aire comprimido para ejecutar el movimiento de perforación, los martillos eléctricos ejecutan el movimiento de percusión mediante un sistema electroneumático y los hidráulicos utilizan la presión de un fluido para realizar este movimiento.

Los martillos hidráulicos suelen ser de gran tamaño y se utilizan en minería.

¿Para qué sirve?

Se utilizan en aplicaciones donde un usuario necesita los beneficios de un martillo perforador y un taladro rotativo.

Estos equipos se clasifican según su sistema de sujeción en SDS-plus y SDS-Max. Los primeros son diseñados para trabajos pequeños asociados con la demolición mientras que los SDS Max están indicados para trabajos de demolición y perforación que requieren de gran potencia.

Un martillo perforador se utiliza para perforar, perforar con percusión y demoler paredes y estructuras.

Los martillos perforadores también permiten taladrar y cincelar, por lo general, aquellos que ofrecen estas opciones son compactos, robustos y potentes.

Ventajas de un martillo perforador

  • Son equipos muy poderosos que pueden realizar tareas de demolición, cincelado y perforado. Algunos, pueden trabajar como un taladro convencional cuando se trata de superficies suaves.
  • Son perfectos para los trabajos de construcción de pequeña, mediana y gran envergadura.
  • Puede realizar el mismo trabajo que un taladro percutor en menos tiempo.

Diferencias entre taladro percutor y martillo perforador

  • Los taladros percutores emplean dos discos estriados que rotan en contacto entre sí. Cuando estas estrías se golpean, los impactos se transmiten a la boca del taladro y “martillan” la superficie con la broca.
  • Un martillo perforador utiliza un pistón que comprime el aire y provoca movimientos poderosos que son transmitidos a la broca.
  • El taladro percutor se indica para la perforación.
  • El martillo perforador es una herramienta compleja que puede taladrar con percusión, taladrar sin percusión y cincelar una superficie.
  • El martillo perforador trabaja por impacto electroneumático. Este no requiere de presión por parte del operador, por lo que es más cómodo de utilizar.
  • El taladro percutor realiza perforaciones mediante impacto mecánico. Este requiere de una mayor presión por parte del operador y puede provocar fatiga.
  • Los taladros percutores poseen una baja capacidad de golpeo, pero su trabajo es más preciso. Son ideales para el bricolaje doméstico.
  • El martillo perforador tiene mayor potencia y puede trabajar en materiales muy duros, pero carece de precisión.
  • Los martillos perforadores cuentan con empuñadura SDS, pudiendo ser de tipo plus, max, quick o top. Este tipo de empuñadura ofrece un montaje rápido de brocas, pero no son tan genéricas como los taladros de percusión.
  • Los taladros percutores cuentan con una empuñadura genérica y un porta-brocas de sujeción rápida que permite sujetar discos, brocas, escariadores y otros accesorios.