Saltar al contenido
H

Diferencia entre habilidad y destreza

Diferencia entre habilidad y destreza
4.9 (97.22%) 36 votes

Los términos habilidad y destreza son similares y suelen ser empleados como sinónimos. Sin embargo, suelen presentar pequeñas diferencias.

Habilidad

La habilidad es la capacidad de un individuo para realizar actividades en un tiempo muy corto. Tiende a relacionarse con la destreza, la cual tiende a ser innata o hereditaria.

El término habilidad proviene del término latino habilitas. Se relaciona con la facilidad para desarrollar con facilidad algunas actividades.

La habilidad puede considerarse como aptitud innata o desarrollada, al grado de desarrollo se le considera un talento.

En el caso de los juegos las habilidades definen las capacidades que los personajes tienen en el juego para realizar diversas acciones.

Las habilidades solo se adquieren mediante el aprendizaje.

Destreza

La palabra destreza esta construida a partir de un sustantivo y un adjetivo. El significado de destreza reside en la capacidad o habilidad para desarrollar trabajos físicos o manuales.

La destreza es la habilidad que se tiene para realizar correctamente una actividad. No suele ser innata, sino que se adquiere luego de un largo proceso.

Al momento de familiarizarnos una actividad no somos precisos, atravesamos variados niveles de destreza hasta alcanzar la pericia.

La repetición y la constancia son elementos necesarios para lograr la destreza. Cuantas más veces repetimos una acción, mayores son las posibilidades de tener destreza en una actividad.

Diferencias entre habilidad y destreza

La habilidad es la capacidad de un individuo de realizar determinadas actividades en un tiempo corto. Define tanto la facilidad para realizar actividades intelectuales como físicas. Puede ser innata o desarrollada.

La destreza es una habilidad que se tiene para realizar correctamente una actividad física o manual. Se adquiere mediante la repetición y la constancia al realizar dicha actividad. La destreza mejora la precisión al realizar una actividad determinada. No es innata sino que es desarrollada.